FORMA Y ARMONÍA VITAL.

Espacio abierto al juego de relacionar palabras, formas, y colores al ritmo intimo del universo...




16/2/08

EXCESO Y DEFICIENCIA


La juventud es un periodo de la vida que se caracteriza por su riqueza de excesos y deficiencias. Los seres humanos somos los más jóvenes de las especies que habitamos el Planeta Tierra. Nuestra historia es muestra del desarrollo de estas cualidades de juventud...
Hoy los seres humanos vivimos la fiebre de consumo y crecimiento económico. Hemos dejado las catedrales por los centros comerciales y no tenemos tiempo para meditar… Consumimos, tanto si es necesario, como si no lo es. Salir de compras es la terapia colectiva y romper este esquema nos produce frustración. El marketing y la propaganda de nuevos productos mitigan esta frustración multiplicando de nuevo nuestro apetito de consumo…
Según los cálculos de demanda humana de los recursos en 1961 eran del 70% de la capacidad de regeneración del planeta; en la década de 1980 la demanda había igualado el suministro anual de recursos; y en 1990 superaba el 20% la capacidad de la tierra para sostener el consumo. La biosfera necesitaba entonces un año y tres meses para recuperar lo que la humanidad consume en un año. (Clive Hamilton, El fetiche del crecimiento).
¿Cómo se encuentra la capacidad de regeneración del planeta en nuestros días?...
Aunque como ciudadanos somos producto del ritmo que nos marca la propaganda que es la que configura y alimenta la ilusión de sentirnos ajustados al perfil de buen ciudadano consumidor incondicional; como individuos, podemos darnos cuenta que la vida nace, crece y se desarrolla dentro y fuera de nosotros con lo necesariamente necesario y nada más… Que consumir es un medio, necesario para mantener nuestras facultades y desarrollar nuestras cualidades de vida…Pero cuando el consumo se convierte en un fin superficial con intereses ajenos a la vida; lo que aumentan son los negocios de las cosas y con ellos los certificados de valor, pero no nuestro valor…
El valor de la vida florece cuando el individuo “joven de cualquier edad” se hace cargo de sus propios excesos y asume plenamente el derecho de autodeterminación, toma en serio la democracia, decide en libertad, lo que necesita consumir para ser él mismo. Entonces se da cuenta, que en su propia deficiencia hay ritmo suficiente para cultivar el modo de estar bien consigo mismo y producir la armonía necesaria que le hace ser adulto desarrollando su propio valor en relación con los demás. Este valor es el que le permite distinguir: los fines, de los medios, la libertad, de la evasión, el valor, del certificado y así: poder opinar sin ofender; y lo que es mas importante: construir desde las deficiencias sociales su nueva respuesta... porque él como adulto autorrealizado sabe convertir la deficiencia en desarrollo armónico de cualidades; conoce el significado de la solidaridad, el respeto a la vida del otro, y los otros; los demás seres vivos, reconoce y valora la belleza de las plantas, la luz del sol, el aire que respiramos, y sabe respetar y valorar el entorno natural y artificial del cual somos parte… Todo esto le permite vivir la plenitud de ser libre, responsable de sus propios actos y compartir con los demás seres vivos el placer de convivir y el gozo de ser autentica persona, joven de cualquier edad, consciente de lo que significa: crecer, estar vivo y existir…


http://www.jscordoba.com/

No hay comentarios: