FORMA Y ARMONÍA VITAL.

Espacio abierto al juego de relacionar palabras, formas, y colores al ritmo intimo del universo...




7/12/09

NACER...

Ya nace lo nuevo...
En la mitad del ahora
Dureza, ternura fusión encuentro.
Leve eternidad del instante...

8/11/09

GOZOS DEL SIGLO XXI

 “Un momento de reflexión para vivenciar la interrelación armónica que eleva el espíritu de nuestros recursos naturales”…
EXPLICACIÓN SUBJETIVA
La impresión conmovedora y la emoción que transpira el canto poetico de Encarna Fontanet, han provocado en mí una sensación de inquietud que me lleva a sentir la necesidad de salir del ego; darme cuenta y admitir (al menos, por un instante) la posibilidad de compartir la experiencia existencial en este plano de la realidad: dentro y fuera de mí mismo, dentro y fuera del otro, dentro y fuera de los otros seres vivos como parte viva y consciente del ecosistema biológico y social, donde la lectura actual de la realidad toma cuerpo al percibir la auto estructuración natural-artificial, interior-exterior, de la vida del siglo XXI.
Partiendo de esta impresión he dado forma la siguiente estructura compositiva:
COMPOSICIÓN
• LINEA. Ascendente diagonal de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.
• FORMA. Circulo central reforzado por la intersección del espacio vertical-horizontal.
• RITMO. Angular y circular en rotación al centro y la parte superior,
• VOLUMEN. Interrelación secuencial de encuentros y fusiones de formas.
• COLOR. Amarillo, rojo, azul; simbología y gradación cromática en contrastes armónicos.

Con esta estructuración he dado forma plástica a la imagen mental percibida.
REFERENTES TEMÁTICOS.-Para la representación plástica de este mural, he tenido como referente exterior dos elementos naturales: el aire y el agua (la sierra de la ermita y el mediterráneo, al amanecer) siendo la tierra y el fuego los referentes de connotación interior. Con el impulso de estos cuatro elementos, he dado forma a una composición que manifieste el valor de la vida y la alegría de vivir, traducida al lenguaje gráfico-plástico mediante la libre interrelación de ritmos, formas, texturas y colores, guiados por la necesidad y sorprendidos por el azar…

SIMBOLOGÍA DE LA FORMA Y EL COLOR.- El carácter simbólico de la forma circular, que ocupa el centro de la obra (dividida por una línea horizontal en dos planos: aire y agua), hace referencia al mundo físico (el mar y la ermita). Dentro de este círculo, hay otro más pequeño, que se refiere al mundo psíquico. Fuera de los dos, hay otro círculo exterior, que representa el mundo sobrenatural. Un movimiento de interrelación entre estas tres percepciones suscita una secuencia global de lo macro y lo micro, lo aparente y lo oculto, lo físico y lo psíquico, lo afectivo en lo intimo y lo trascendente. Los tonos amarillos, dentro y fuera de la forma circular, representan el pan como alimento de cuerpo y espíritu… Los tonos rojos se elevan sobre si mismos y hablan del vino, de la sangre y del amor en solidaridad con la vida dentro y fuera del límite ue marcan los círculos cerrados.

27/6/09

PALABRAS, EMOCIÓN Y VALOR

 Las palabras son las herramientas de la comunicación hablada y escrita. Su significado, enlace y ordenación permiten dibujar imágenes y volcar sobre ellas la emoción que anima nuestras relaciones.

 La emoción de las palabras varía según la vivencia de cada uno. Si esta vivencia tiene connotaciones afines al grupo que pertenecemos, suscita la aprobación y el ego queda reforzado. Si la emoción de estas palabras carece de argumento propio y se basa en negar el valor de los demás. Lo que construimos con nuestra emocionada aprobación es el vacio complaciente y efímero de un monologo grupal…
Las vivencias personales son diferentes y tienen valor especial para cada uno de nosotros, porque todos interpretamos la realidad desde el ego emocional de cada uno. Afirmar este valor sin negar el valor del otro, que también es especial, denota que tenemos vida propia; que somos libres, y responsables creativos de nuestras emociones; y que estamos dispuestos a compartirlas. Cuando esto ocurre, empieza el dialogo con los demás; porque respetar, entender y aceptar al otro, valorando los motivos de su emocionada opinión no pone en peligro nuestro ego, sino que actualiza nuestro valor…
Entender la vivencia personal del otro y los otros, implica: estar dispuesto a ampliar nuestra visión y darnos cuenta, de la belleza de las diferentes connotaciones emocionales que llevan las palabras, según quien las pronuncie. Saber conjugar y matizar el significado en cada situación, es un modo de construir calidad de vida dentro y fuera de nosotros.
La emoción que volcamos en las palabras, es parte de la esencia vital de individuos y grupos sociales. El intercambio respetuoso de esta esencia no solo multiplica las posibilidades de esta herramienta que articula nuestro lenguaje sino que genera, valor, belleza y armonía vital a nuestras relaciones.

15/6/09

EDUCACIÓN Y LIBERTAD

 
Hoy todos opinamos sobre educación, y es válido, en la medida en que no es separado de la praxis del ejemplo. La educación como la vida, se renueva en cada instante y se transmite y se recibe vivencialmente en nuestras relaciones dentro y fuera de las aulas. Sin darnos cuenta o conscientes de ello, todos estamos educándonos y educando a los demás con nuestro comportamiento diario. Este proceso (o praxis por el cual una información o lección se convierte en experiencia vital)  nos afecta a todos y todos necesitamos reflexionar, para que las normas y los conceptos abstractos que hoy usamos dentro y fuera de las aulas, sean asimilados significativamente y conecten con la realidad que vivimos.
 
El niño es el espejo mimético de nuestro modo de ser, (el fruto, no es diferente al árbol). También el niño, es portador de lo nuevo. Este es precisamente el terreno de la educación: “Identificarnos con la nueva cosecha y construir con nuestro ejemplo dentro y fuera de las aulas unidades coherentes de funcionamiento vital puede ser una buena praxis.”

Construir unidades coherentes implica: asumir nuestra responsabilidad y tener un referente global claro para no equivocarnos en el ejercicio de la libertad...

Entiendo por libertad, la capacidad humana para hacer aquello que se quiere; querer eso que se hace, y responsabilizarte de ello. Decir y hacer aquello que me dé la gana y escurrir el bulto, responsabilizando a los demás, de mis propios actos, es otra cosa. La libertad tiene un precio: es la responsabilidad de los propios actos.

Ser libres implica: aceptar la igualdad entre tú y yo; y ambos reconocernos partes de un referente mayor del cual somos también en parte responsables y esta responsabilidad es la que nos da cierta autoridad para opinar libremente.

La autoridad no es algo que se otorgue o se pueda imponer por la fuerza; la autoridad es algo que construimos cada día haciendo un poco mejor eso que sabemos hacer, y ello implica: afecto, destreza técnica, capacidad intelectual y respeto al otro, en nuestra actividad diaria.
 
Esencialmente una gota de agua y un océano son iguales. La misma relación esencial la tenemos entre un individuo y el conjunto de todos los individuos; entre nuestra especie y el conjunto de todas las demás especies. El referente global es la vida y cada uno de nosotros somos una parte viva y en parte responsable de ese referente global con posibilidad de construir unidades de armonía vital en nuestras relaciones diarias con los demás seres vivos porque son partes de nuestro referente global…


 

http://www.jscordoba.com/

 

6/4/09

DENTRO Y FUERA DE LA SUPERFICIE




La apariencia y configuración de la forma tiene significado no solo en la superficie envuelta de color y textura que nos muestra, sino en la relación que mantiene con las demás formas y el entorno natural o artificial donde se encuentra. Entender el lenguaje de las formas implica por lo tanto tener en cuenta no solo su apariencia individual sino sus múltiples relaciones como: contacto, roce, desigualdad, enfrentamiento, rechazo, aceptación, identificación, penetración fusión, unión interconexión, transparencia, igualdad, empatía, alternancia, etc., etc., Las formas en sus relaciones construyen significados y dan sentido a la vida al incluir los opuestos, y en su reconocimiento como complementarios no solo conquistan la ilusión de hacernos ver de nuevo la realidad sino que configuran y actualizan en nuestros sentidos la armonía vital…

www.jscordoba.com/

4/4/09

CRECIMIENTO Y VALOR

Crecemos y renovamos la vida, realizando intercambios de afectos, habilidades, esfuerzos, trabajos, productos y conocimientos. En esta interrelación construimos valor y generamos riqueza…
Las relaciones de intercambio de cualidades, despiertan y actualizan el valor dentro de nosotros, a la vez que producen riqueza fuera de nosotros.
Entiendo por valor, el desarrollo de cualidades físicas, como la destreza de nuestro cuerpo, para realizar un trabajo bien hecho; de cualidades afectivas, como la actitud abierta, para aceptar y entender al otro; de cualidades intelectuales, como la percepción posible, de justicia, cooperación y equidad en nuestras relaciones de intercambio.
Entiendo por riqueza, el producto del valor material afectivo o intelectual de nuestros esfuerzos al desarrollar nuestras cualidades y responder en armonía con la vida dentro y fuera de nosotros.
Cuando la riqueza como producto, se convierte en un medio al servicio de la vida, lo que producimos es nuevo valor y con él, nueva riqueza. Cuando al contrario, la riqueza se convierte en un fin sinónimo de valor y ponemos la vida a su servicio, lo que producimos es codicia y con ella todos sus derivados…
Si observamos la situación actual, podemos ver el producto de nuestras relaciones de intercambio: Hemos perdido valor, en la medida en que ha aumentado la riqueza, pero también la pobreza. Esto quiere decir, que en parte, confundimos el medio con el fin. La finalidad de la vida no es hacerse rico en la medida en que otro se hace pobre; sino que todos desarrollemos el valor necesario y el crecimiento, en armonía con la naturaleza, el entorno y los demás seres vivos.
Nosotros somos el problema y también la solución; solo hay que darse cuenta si en nuestra relación de intercambio, producimos codicia y desigualdad, o valor, y armonía vital…

www.jscordoba.com/

17/1/09

FORMA Y EXPRESIÓN


 
La expresión de las formas es tan antigua como la misma humanidad. De hecho el ser humano empieza a “ser humano” en el mismo instante en que empieza a explicarse a sí mismo y a los demás  esto que ocurre dentro y fuera de él mediante formas...
 
Como consecuencia de esta necesidad surge el lenguaje universal de las formas (hoy LENGUAJE GRÁFICO-PLÁSTICO). Primero en el Paleolítico intuitivamente, representando escenas vitales con imágenes esquemáticas de experiencia cotidiana. Más tarde en el Neolítico, las imágenes se van transformando en signos, a los que va dando significado.
 
Cuando empieza la Historia, el ser humano se da cuenta, que las formas tienen vida propia; con ellas se construyen imágenes que viven en otro plano de la realidad; entre ellas se comunican, tienen su propio lenguaje; y a nosotros nos transmiten sensaciones según su posición tamaño y relación.


La formas son seres vivos, hijos de la mano del hombre. Son la expresión consciente pero también inconsciente de nuestro modo de ser.

 
Ellas, las formas, actúan como universo de sugerencias; configuran los retratos del alma humana; registran el latir humano del tiempo; representan nuestras más intimas inquietudes, dudas, anhelos y también nuestras contradicciones…

13/1/09

FORMA Y SIGNIFICADO

INTRODUCCIÓN CONCEPTUAL 
Cuando en Europa empezó la maquinización y con ella el desarrollo industrial, los ingenieros y artistas de la época llegaron al siguiente acuerdo: “una cosa es más bella cuando además es útil y es más útil cuando además es bella”. De este principio surge la palabra DISEÑO, que quiere decir: “útil y bello”. Diseñar es una compleja tarea de "integración" de necesidades técnicas, sociales, económicas, biológicas, materiales, psicológicas, afectivas y estéticas, donde interviene la forma, el color, la textura, el volumen, espacio, las proporciones y su relación con lo demas. Todo ello pensado e interrelacionado con el medio ambiente que rodea a la humanidad. Su aplicación lleva implícito el significado de la forma y con ello el respeto íntimo de relación interior-extrerior al entorno histórico y natural de ubicación.

ELS XIQUETS
Configurar la forma útil y bella implica responder desde la actividad al menos a dos referentes básicos: uno subjetivo interior fruto íntimo de la fantasía individual y otro objetivo exterior perteneciente a la necesidad del momento social que vivimos. Al unir estos dos principios en una intencion de dar respuesta armónica se me ocurren varias ideas o líneas de actuación como intimas propuestas básicas:

PROPUESTAS:

ESCULTURAS PARA HABITAR. Materia hecha obra para gozar íntima y socialmente de su presencia urbanística  y estancia habitable y acogedora..
 
ESCULTURAS PARA CRECER. Materia  organizada por el tacto y el contacto lúdico de sensaciones estéticas que invitan al juego y desarrollo armónico de facultades...
 
GRUPO ESCOLAR S. SEBASTIA VINARÒS
 

                                                          GRUPO ESCOLAR MARQUES DE BENICARLÓ


MUROS PARA  MEDITAR

Motivación: SILENCIO Como descubrimiento de posibilidades:
TEMA: Mundos ideales de reflexiones éticas que en silencio invitan al recogimiento, la meditación y actualización de la actitud personal.

 

IGLESIA  Sto. CRISTO DE VALL D’UXÓ (CASTELLÓ) 

 Muro central “LA SANTA CENA “ Mural sobre madera, 560X36 José Córdoba,  1974.


 

PARROQUIA DE SAN CRISTOBAL -ALCOCEBRE . CASTELLÓN



Vista  del muro central construido con ladrillo visto a varios niveles con luz lateral. Mural sobre madera  en varias piezas. técnica mixta.




Vista  frontal y lateral izquierda.

Bautisterio. Entrada Capilla Santísimo. Altar mayor. Construcción en madera y resinas  con relieves policromados
    
 


PASIÓN DE JESÚS
En seis murales  de madera y resinas policromadas sobre el muro blanco del  lateral derecho de la iglesia.

1.  JUSTICIA. (Síntesis de la 1ª, 2ª y 3ª estación).Cruz  inclinada, color azul.



SÍMBOLOS PERCIBIDOS: I Condenado. II  Carga con la cruz. III Cae bajo la cruz.
CONNOTACIONES ACTUALES: Las condenas injustas. La miseria, la opresión. Los parados y marginados.

VALORES A VIVENCIAR Y CONSTRUIR: Auto superación. Justicia efectiva. Dignidad humana.



2. SOLIDARIDAD. (Síntesis de la 4ª, 5ª, 6ª estación)  Cruz horizontal, color rojo.

 
SÍMBOLOS PERCIBIDOS: IV Encuentro con María. V  Cirineo le ayuda. VI Verónica.
CONNOTACIONES ACTUALES: Tú eres parte de mí. Tú me fortaleces. Comparto tú sufrimiento.

VALORES A VIVENCIAR Y CONSTRUIR: Afecto filial. Ayuda al prójimo. Compasión.   

 

3. HUMANIDAD. (Síntesis de la 7ª, 8ª y 9ª estación). Cruz descendente, color negro.


 


SÍMBOLOS PERCIBIDOS: VII  Segunda caída. VIII Consuela a las mujeres. IX  Cae otra vez.
CONNOTACIONES ACTUALES: Todos los abusos. No lloréis por mí, si con el árbol verde hacen  esto; con el  seco que irá a pasar.

VALORES A VIVENCIAR Y SUPERAR: Dolor físico. Entereza. Consuelo. Resignación. 

 


4. LIBERTAD. Cruz invertida, color salmón.



SÍMBOLOS PERCIBIDOS: X  Desnudo. XI  Clavado. XII  Muerto.
CONNOTACIONES ACTUALES: Desnudo de poder. Desnudo de prestigio. Desnudo de sexo.
VALORES A VIVENCIAR Y TRABAJAR: Desprendimiento. Asunción libre. Austeridad. Pureza.  Entrega total.  
  
5. AMOR. Cruz vertical, color rojo carmín.



SÍMBOLOS PERCIBIDOS: XIII Bajado de la cruz y entregado a su madre.
CONNOTACIONES ACTUALES: Receptividad y acogimiento.
VALORES A VIVENCIAR Y PRACTICAR: Desprendimiento y comprensión.
  
6. ACEPTACIÓN. Cruz central, color blanco.



SÍMBOLO PERCIBIDO: XIV Sepultado.
CONNOTACIONES ACTUALES: Todo lo vivenciado en este cuerpo los cristianos lo aceptan como esencia cristiana.
VALOR A VIVENCIAR Y CONSTRUIR: Percibir cada día nuevas posibilidades en la esencia de UNIDAD VITAL  nueva y eterna dentro y fuera de nosotros.
José Córdoba  1985-1997
 
NUEVAS POSIBILIDADES DE UNIDAD


GOZOS DEL SIGLO XXI 

 “Un momento de reflexión para vivenciar la interrelación armónica que eleva el espíritu de nuestros recursos naturales”…
SEDE AMICS DE VINARÒS

LECTURA DE SIGNIFICADOS

La impresión conmovedora y la emoción que transpira el canto poetico de Encarna Fontanet a San Pascual, han provocado en mí una sensación de inquietud que me lleva a sentir la necesidad de salir del ego; darme cuenta y admitir (al menos, por un instante) la posibilidad de compartir la experiencia existencial en este plano de la realidad: dentro y fuera de mí mismo, dentro y fuera del otro, dentro y fuera de los otros seres vivos como parte viva y consciente del ecosistema biológico y social, donde la lectura actual de la realidad toma cuerpo al percibir la auto estructuración natural-artificial, interior-exterior, de la vida del siglo XXI.
Partiendo de esta impresión he dado forma la siguiente estructura compositiva:
COMPOSICIÓN
• LINEA. Ascendente diagonal de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.
• FORMA. Circulo central reforzado por la intersección del espacio vertical-horizontal.
• RITMO. Angular y circular en rotación al centro y la parte superior,
• VOLUMEN. Interrelación secuencial de encuentros y fusiones de formas.
• COLOR. Amarillo, rojo, azul; simbología y gradación cromática en contrastes armónicos.

Con esta estructuración he dado forma plástica a la imagen mental percibida.
REFERENTES TEMÁTICOS.-Para la representación plástica de este mural, he tenido como referente exterior dos elementos naturales: el aire y el agua (la sierra de la ermita y el mediterráneo, al amanecer) siendo la tierra y el fuego los referentes de connotación interior. Con el impulso de estos cuatro elementos, he dado forma a una composición que manifieste el valor de la vida y la alegría de vivir, traducida al lenguaje gráfico-plástico mediante la libre interrelación de ritmos, formas, texturas y colores, guiados por la necesidad y sorprendidos por el azar…

SIMBOLOGÍA DE LA FORMA Y EL COLOR.- El carácter simbólico de la forma circular, que ocupa el centro de la obra (dividida por una línea horizontal en dos planos: aire y agua), hace referencia al mundo físico (el mar y la ermita). Dentro de este círculo, hay otro más pequeño, que se refiere al mundo psíquico. Fuera de los dos, hay otro círculo exterior, que representa el mundo sobrenatural. Un movimiento de interrelación entre estas tres percepciones suscita una secuencia global de lo macro y lo micro, lo aparente y lo oculto, lo físico y lo psíquico, lo afectivo en lo intimo y lo trascendente. Los tonos amarillos, dentro y fuera de la forma circular, representan el pan como alimento de cuerpo y espíritu… Los tonos rojos se elevan sobre si mismos y hablan del vino, de la sangre y del amor en solidaridad con la vida dentro y fuera del límite ue marcan los círculos cerrados.


 

 

MUROS PARA PERCIBIR. Materia erosionada y palpitante de emociones y sueños para compartir en diálogos íntimos...
MOVIMIENTO ORGANICO HORIZONTAL-VERTICAL

 
ESCULTURAS PARA DIALOGAR. Presencias parciales de cuerpos humanos desnudos a la vida que aman y pierden... 
 
Estas propuestas iniciadas en 1970 han ido configurando  forma y significado de mi trabajo diario mientras me sigo  planteando  nuevas respuestas a las siguientes preguntas:.

 ¿Que ocurre?... ¿Cómo funciona?..
Dos preguntas que me hago cada dia para darme cuenta de esto que ocurre dentro y fuera de mi; sobre todo, al decidir relacionar y construir respuestas armónicas al ecosistema biológico y socal del cual formo parte.
Cualquier  acción de relación humana con el otro, los otros y el entorno natural y artificial donde me encuentro es motivo de análisis y reflexión para actualizar y construir nuevas respuestas.

Cuando escucho el eco íntimo de mi organismo puedo percibir tres aspectos:

ACTITUD: como postura interior ante la vida.
MIRADA: como reconocimiento de esto que me toca vivir.
ACCIÓN como impulso vital de mi existencia.
Estos tres móviles, rigen mi ser, desde que decidí responsabilizarme, de esta capacidad  de conciencia que puedo desarrollar.

IMAGEN EN ACCIÓN 
  VALOR Y ENERGIA VITAL SEDE AMICS DE VINARÒS
 
Entiendo la función de imaginar como una facultad que mantiene viva mi visión de realidad.
Mi imaginación va indisolublemente ligada a mi trabajo. Es una especie de simbiosis que nos capacita y nos hace autónomos a la obra y a mi.
Imagino antes que pienso y mientras actuo, nace cierta imagen motriz o arquitectura interior que pone en orden todas las fibras de mi cuerpo. Esta imagen motriz generada en la acción, reconstruye objetivamente en mi la realidad dando respuesta a las percepciones que me llegan del exterior.
Mi campo imaginativo es una entidad en movimiento y transformación, un sistema abierto donde ilimitados componentes se convocan a la invención del nuevo instante.


La acción me da la oportunidad de enfrentarme conmigo mismo y en ello se sustenta mi acercamiento a la realidad no para transformarla sino para descubir su autenticidad.
La claridad de estas percepciones viene dada en la medida en que interpreto con lucidez pautas de equilibrio y  armonía vital en esto que ocurre dentro y fuera de mi.

ACCIÓN Y ARMONÍA VITAL
Si entiendo que el ser humano se realiza mediante la acción, que el hombre es lo que es capaz de hacer, que el esfuerzo ha dado forma a la Historia y que la forma del futuro está en manos de las voluntades del presente, habre de comprender que eso que hago es algo importante y que la actitud que tenga ante ello necesita una especial atención.


Centrarse en la acción de un modo despierto implica la participación total del ser humano;  no sólo  de los músculos y huesos o la simple inteligencia sino también la intuición, la conciencia, los sentidos, la voluntad y todas las fibras que componen nuestro ser. La indiferencia y no participación de nuestras facultades ante lo que hacemos impide el normal desarrollo de nuestra armonía vital.
Ocurre con frecuencia que al entregarnos a la acción de nuestro quehacer diario lo hacemos con la mente ocupada por ideas ajenas a lo que estamos haciendo, mientras desarrollamos la acción de un modo mecánico y rutinario sin apenas prestar atención a lo que tenemos delante. Esta falta de identificación con nuestra acción  presente deja un vacío entre la obra y nosotros, creando dentro de nuestras facultades agitación y conflicto por un lado y estéril rigidez por otro, con lo cual no sólo restamos vitalidad a nuestra obra de cada día sino que impedimos el desarrollo armónico de nuestras facultades y la natural evolución de forma y significado de nuestro yo.