FORMA Y ARMONÍA VITAL.

Espacio abierto al juego de relacionar palabras, formas, y colores al ritmo intimo del universo...




18/8/11

EXPERIENCIA VITAL


Estoy viviendo la necesidad de despertar a  otras dimensiones...

 VIDA Y COSMOS
En esta experiencia   tengo  el reto de responder a mi cosecha de células libres,  que han crecido violentamente haciendo daño a los órganos que las contienen y las mantienen.  
LUCHA INTERIOR
Para  que ellas se enteren y puedan reaccionar, he imaginado un  aula interior, donde cada día  convoco mentalmente a todas las partículas  de mi cuerpo, dando forma con palabras a  imágenes solidarias de pertenencia y energia vital:

 
ENERGIA VITAL
La energía vital funciona en perfecta sincronía gracias a    la  interacción solidaria y armónica que se forma a partir de vosotras las partículas; vosotras formáis los átomos que  os incluyen. Los átomos, sois unidades y a la vez partes de las moléculas que os incluyen. Las moléculas sois unidades y a la vez  partes de las células que os incluyen.  Las células sois unidades y a la vez  partes de los órganos que os incluyen;  y así sucesivamente hasta configurar el cuerpo humano. Este hábita original es nuestra primera vivienda; es a la vez parte de la unidad familiar; ( conjunto de diferentes unidades de energía vital interdependiente, solidario y armónico entre sí);   por lo tanto: para subsistir  de un modo coherente y armónico en la jerarquía natural,  hay que ser  fuertes como unidades de  valor energético (individuo) y a la vez solidarios a la unidad que mantiene vivo el sentido de pertenencia (familia) respetando al entorno natural donde vivimos (pueblo, nación, continente etc.); facilitando el equilibrio de la vida del planeta que habitamos,  y respirando al  ritmo del universo que nos incluye y del cual somos una pequeña parte.   
ORGANIZACIÓN ORGÁNICA
Los avances del conocimiento cientifico permiten  que los  médicos me ayuden desde fuera con sesiones de quimioterapia y cuando esté mi organismo a punto operarán  y repararán los efectos  del impuso violento  que mis propias células rebotadas han causado. Si todo marcha según sus previsiones, para el año  nuevo comenzaré una vida nueva.  Lo cierto es que cada día que pasa, siento que algo está muriendo dentro de mí…
DESPERTAR
Esto despierta en mi, la necesidad de imaginar  otras dimensiones  de la vida, donde la sinceridad, la honestidad, la  verdad, la belleza bondad, la compasión y la solidaridad, que nunca han estado lejos de lo cotidiano, adquieren significado, al ser construidas poco a poco, en unidades de equidad en nuestra  relación con los demás, sin intereses ajenos a la vida;  ("causa de cataclismos bursátiles"). No haciendo grandes  sacrificios, ni esperando pasivamente la llegada del reino de los cielos, ("que siempre es después de la muerte"). Aunque al observar mas detenidamente me doy cuenta  que ese  cielo imaginado en las alturas empieza en la epidermis de la tierra y su esencia en la vida cotidiana. La herramienta  que tenemos  es la imaginación; solo hay que pulirla y verificar simultáneamente  esto que ocurre dentro y fuera de nosotros y construir con ejemplos evidentes, la bondad, la belleza y la actitud equitativa y solidaria de nuestros actos; precio  base  de la digna libertad que nos pertenece.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido profesor, no tengo palabras. Otra lección magistral.

Carlos dijo...

Hay que tener una VITALIDAD fuera de dudas para sobrellevar esas células malignas que siendo propias nos "joden" el organismo sano. Ahí está el problema, ¿cómo atacarlo?, interiormente nos podemos mentalizar para tratar de alcanzar esa "armonía vital", pues ya no es armonía sino disonancia y estridencia, el ritmo se ha perdido y la partitura no suena por mucho que afinemos los instrumentos. Pero la mente tiene mucho poder de convicción para uno mismo. Respecto al tema curativo externo, eso es ya otro asunto que se escapa de nuestra armonía y de nuestro mundo utópico, ahí ya no podemos acceder ni modificar nada. Por lo tanto lo único que nos queda es convivir con la cruda realidad y procurar armonizar la disonancia interna, consiguiendo una ayuda de la gente que nos acompaña, familia y amigos, cuya fidelidad (podría decir "afecto" o "amor") está fuera de toda duda. Un fuerte abrazo de Carlos Aurelio.

Carlos dijo...

Siento si con mi anterior comentario he sido un poco duro, pero yo mismo me doy cuenta de la pérdida lenta y constante de una vitalidad a la cual ya no alcanzo, ¿entra también ese desequilibrio en una supuesta disminución de la "armonía vital" particular?, ¿merece la pena pensar en el futuro cuando los grandes intereses económicos a nivel mundial debe tener su propia armonía VITALICIA-especulativa?.
Voy a ser más modesto, a partir de hoy procuraré pensar sólo en tiempo presente, solamente en el momento que vivo, que palpo, al que me acerco, al instante (que ya tendrá tiempo de desenfocarse), a lo próximo y a la naturalidad, y convivir lo más sosegada y felizmente posible con los seres queridos (y con el permiso de las omnipresentes células descarriadas)
Un abrazo, Carlos

Anónimo dijo...

José,

ser capaç de donar sentit a un moment tan especial com el que ara t'ha tocat viure, i fer-ho de la manera "harmònica" com has fet, és la forma de donar, com sempre has fet, una resposta a la situació que va molt més enllà de la simple descripció o de l'expressió de les sensacions i sentiments.

Gràcies per una nova lliçó de vida lúcida i sensible més enllà de la cojuntura que desitjo breu i positiva,

Una abraçada

ricard

Anónimo dijo...

Los avances del conocimiento cientifico permiten que los médicos me ayuden desde fuera con sesiones de quimioterapia y cuando esté mi organismo a punto operarán y repararán los efectos del impuso violento que mis propias células rebotadas han causado. Si todo marcha según sus previsiones, para el año nuevo comenzaré una vida nueva. Lo cierto es que cada día que pasa, siento que algo está muriendo dentro de mí…
Si algo muere dentro de ti, espero, deseo y estoy seguro, será todo lo que te hace daño. Serás un hombre nuevo. Es cuestión de tiempo. Tu fortaleza y tu energía vital, te llevarán hacia adelante sin celúlas invasoras. Un abrazo amigo Córdoba. MINGO.