FORMA Y ARMONÍA VITAL.

Espacio abierto al juego de relacionar palabras, formas, y colores al ritmo intimo del universo...




13/6/10

DESPERTAR


Desde mi ilusión de acercarme de nuevo a la realidad presente, y consciente del grado de error que me acompaña, (al menos por estadistica) respondo con palabras a lo que captan “mis sentidos” (vista, oido, olfato, gusto, tacto, etc.) para acercarme a eso que yo llamo: “lo nuevo que nace en cada instante”... O, simplemente para verificar  esto que ocurre fuera y dentro de mí...

Hoy la luz del sol puede acariciar con sus rayos los muros del edificio que tengo delante. No hay interferencias como ocurría ayer con las semitransparentes nubes que ocupaban el espacio  atmosférico.

El vientecillo que baja de la sierra de Morella ha dejado limpia la atmosfera y los matices y tonos de las distintas construcciones no solo se han multiplicado sino que son mas brilantes.

Son mas timbrados los sonidos que emiten los vencejos que revolotean en piruetas interminables surcando el aire, fiel aliado de su libertad matinal.

El zumo de pomelo que aun no he terminado de tomar, está menos amargo que otros días; por su aroma y sabor me doy cuenta que aguanta bien el tiempo que lleva separado del árbol y con austera dignidad y refinada exquisitez va dilatando  su maduración…

El teclado de este ordenador está necesitando una limpieza  pues su tacto no es tan suave como antes. El cambio de temperatura de mis manos y el polvo que ha entrado por la ventana  estos dias que los  vecinos hacen obras, ha modificado mi tacto mientras el ruido y la respuesta de las teclas  sigue siendo el mismo. Le voy a pasar una balleta antes de que mi compañera a la que llamo "mi otro yo" se dé cuenta y se ponga a limpiarlo. Ya tiene bastante con atender a la nueva cosecha vital. aunque  parte de nuestra libertad (las hijas) ya se hacen autonomas y empiezan a gestionar los nuevos frutos...  
Ya está un poco más limpio el teclado. No me ha quedado también como cuando lo hace "mi otro yo", pero es así, lo que yo hago; nunca es perfecto...

Ahora me acabo el zumo de pomelo y me marcho caminando al  taller, me cuesta media hora; así hago un poco de ejercicio. Antes tengo que pasar por la caja y actualizar la libreta  donde estan los fondos de la comunidad del pozo a la cual pertenezco. Hoy tenemos reunión;  hay que cambiar las tuberias y poner un contador a cada parcela. Nadie consume agua pero el recibo de la luz se ha disparado. Todo esto no impide que me olvide de ti, y te desee  que celebres un buen día…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un buen escrito, como todos. Lo has escrito tomando un pomelo con ricas vitaminas, un limpiador nato de nuestro cuerpo. Compruebo que también te limpia la mente. Un abrazo querido amigo.

José Córdoba dijo...

Amigo: en los tiempos que corren, va bien tener a punto las facultades físicas y también las spiquicas, pue ambas forman una unidad interrelacionada. Hay que trabajar la armonia de todos los órganos que configuran nuestro ser; es una manera de estar agusto contigo mismo y con los demás seres vivos de tu entorno...¿No te parece?...
Un abrazo y gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

José,

m'han entrat ganes de ser "pomelo".
Més enllà de la descripció costumista de la quotidianeïtat i ha la gran metàfora de la vida, i la teua capacitat de captar-la, expressar-la i, per sort, compartir-la.

Ricard